Escritorio Familias

Programa Conectar Igualdad.com.ar

Correo electrónico

Introducción de esta herramienta para enviar y recibir mensajes en segundos a cualquier lugar del mundo y conectarse con facilidad.

Uno de los usos más extendidos de internet es el correo electrónico, en inglés e-mail, abreviatura de electronic mail. Mediante el correo electrónico un usuario puede desde su casilla enviar y recibir mensajes rápidamente mediante sistemas de comunicación electrónicos.

El nombre correo electrónico proviene de la analogía con el correo postal: ambos sirven para enviar y recibir mensajes, y se utilizan buzones intermedios (servidores), donde los mensajes se guardan temporalmente antes de dirigirse a su destino y antes de que el destinatario los revise.

En el caso del correo electrónico los mensajes pueden contener texto o cualquier otro tipo de formato digital: imagen, audio, video.

Su eficiencia, conveniencia y bajo costo están logrando que el correo electrónico desplace al correo tradicional para muchos usos habituales.

Dirección o casilla de correo electrónico

En 1961, en una demostración del MIT (Massachusetts Institute of Technology) de los Estados Unidos, se exhibió un sistema que permitía a varios usuarios ingresar a una computadora desde distintas terminales y guardar archivos en el disco, lo que potenció la posibilidad de compartir información virtual.

En 1971 se incorporó el uso de la arroba @ como divisor entre el usuario y el servicio en el que se aloja la casilla de correo. Se eligió este signo porque en cierto sentido se la consideraba neutra, ya que no existía en ningún nombre ni apellido.

El signo arroba siempre está en las direcciones de correo, y las divide en dos partes:

  • el nombre (a la izquierda de la arroba), que puede ser o no el verdadero nombre del usuario. Se trata de un nombre que el usuario elige para enviar y recibir correos.
  • el dominio en el que está (a la derecha de la arroba). Este dato no puede ser cambiado por el usuario. Para que una persona pueda enviar un correo a otra, ambas deben tener una dirección o casilla de correo electrónico. Esta dirección la tiene que dar un proveedor de correo, que son quienes ofrecen el servicio de envío y recepción. Ver en enlaces proveedores sugeridos.

Una dirección de correo electrónico es un conjunto de palabras que identifican a una persona que puede enviar y recibir correo. Cada dirección es única, se accede a ella a través de una clave y pertenece siempre a la misma persona.

Las direcciones de correo se reconocen fácilmente porque siempre tiene la @. Así como el  http://www.servicio.com es una página web con información, persona@servicio.com es la dirección de un correo: un buzón al que se puede escribir.

Es aconsejable elegir en lo posible una dirección fácil de memorizar, para facilitar la transmisión correcta a quienes deseen escribir un correo al propietario, puesto que es necesario transmitirla de forma exacta, letra por letra. Un solo error hará que no lleguen los mensajes a destino.

Un ejemplo es persona@servicio.com, que se lee persona arroba servicio punto com.

Es indiferente que las letras que integran la dirección estén escritas en mayúscula o minúscula.

Por ejemplo, persona@servicio.com es igual a Persona@Servicio.Com.

Para poder enviar y recibir mensajes a través de correo electrónico es necesario estar registrado en alguna empresa que ofrezca este servicio (gratuito o pago).

El registro permite tener una dirección de correo personal única y duradera, a la que se puede acceder mediante un nombre de usuario y una contraseña.

Hay varios tipos de proveedores de correo, que se diferencian sobre todo por la calidad del servicio que ofrecen. Básicamente, se pueden dividir en dos tipos:

  • los correos gratuitos son los más usados, aunque incluyen algo de publicidad y si el usuario cuenta con un nombre algo común es altamente probable que ya esté ocupado y tenga que elegir algún otro.
  • los correos pagos son comúnmente brindados por las empresas registradoras de dominios de páginas web. En general, cuando se aloja una página web en sus dominios suelen brindar la posibilidad de contar con más de una casilla de correo, según el plan que se contrate. Suelen ser muy usados en especial por empresas o instituciones, ya que dan imagen corporativa.

Casi todos los proveedores de correo dan el servicio de correo web (webmail) a través de internet: permiten enviar y recibir correos mediante un sitio web diseñado para ello, y al que se accede a través de un navegador web.

Otra alternativa es configurar la cuenta de correo electrónico en algún programa de correo especializado. Por ejemplo Mozilla Thunderbird, Outlook Express o Eudora. Si se cuenta con este programa y se configura la cuenta correctamente, simplemente se accede a la casilla de correo a través de este programa, también a través de internet pero sin necesidad de tener que abrir un navegador.

La diferencia es que si utilizan programas de correo solo podrán acceder a sus casillas desde su propia computadora o desde la computadora donde tengan configurada la cuenta. En cambio, al acceder mediante una página web podrán ver sus correos electrónicos desde cualquier computadora con acceso a internet y con un navegador.

El funcionamiento de un programa de correo es muy diferente del de un correo web, ya que un programa de correo descarga de golpe todos los mensajes disponibles, y luego pueden ser leídos sin estar conectados a internet (además, quedan grabados en la computadora). En cambio, para leer los mensajes en una página Web hay que estar conectado todo el tiempo.

¿Como enviar mensajes por correo electrónico?

Para enviar un mensaje por correo electrónico es fundamental contar con tres datos:

  • Destinatario: una o varias direcciones de correo a las que ha de llegar el mensaje.
  • Asunto: una descripción corta a modo de título que anticipe en contenido del mensaje y que permita al destinatario informarse antes de abrir el correo.
  • El cuerpo del mensaje: la información que enviaremos por correo electrónico.

Además el correo electrónico permite la opción de incluir archivos adjuntos al mensaje. Esto permite traspasar datos virtuales en cualquier formato: audio, video, texto, imagen, etc.

Al adjuntar archivos hay que tener en cuenta algunas cuestiones para que el mensaje llegue exitosamente y no les venga rebotado o de vuelta.

  • Capacidad de almacenamiento. Actualmente las casillas soportan gran cantidad de peso, pero para que un adjunto pueda ser enviado rápidamente es aconsejable que no sobrepase los 1,5 MG.
  • La conexión con la que se cuenta, para que no se tarde demasiado tiempo, ni se interrumpa el traspaso de información.

Para especificar el destinatario del mensaje, se escribe su dirección de correo en el campo llamado Para dentro de la interfaz. Si los destinatarios son varios, normalmente se puede usar una lista con todas las direcciones, separadas por comas o punto y coma.

Además del campo Para existen los campos CC y CCO, que son opcionales y sirven para hacer llegar copias del mensaje a otras personas:

  • Campo CC (con copia) : quienes estén en esta lista recibirán también el mensaje, pero verán que no va dirigido a ellos, sino a quien esté puesto en el campo Para. Como el campo CC lo ven todos los que reciben el mensaje, tanto el destinatario principal como los del campo CC pueden ver la lista completa.
  • Campo CCO (con copia oculta): una variante del CC, que hace que los destinatarios reciban el mensaje sin que se muestren sus direcciones. Por tanto, el campo CCO nunca lo ve ningún destinatario.

Se pueden almacenar los mensajes que se envían, bien de forma automática (con la opción correspondiente), bien solo para determinados mensajes. Estos mensajes quedan guardados en la carpeta Enviados.

Recepción

Cuando una persona recibe un mensaje de correo electrónico pueden verse en la bandeja de entrada los siguientes datos:

  • Remitente (De: o From: -en inglés-): esta casilla indica quién envía el mensaje. Puede aparecer el nombre de la persona o entidad que lo envía (o su apodo o lo que desee el remitente). Si quien envía el mensaje no ha configurado su programa o correo web aparecerá su dirección de correo electrónico.
  • Asunto: en este campo se ve el tema que trata el mensaje (o lo que el remitente desee). Si quien envía el mensaje ha dejado esta casilla en blanco se lee [ninguno] o [sin asunto].
  • Si el mensaje es una respuesta a otros, el asunto suele empezar por RE: o Re: (abreviatura de responder o reply -en inglés-, seguida de dos puntos).
  • Cuando el mensaje procede de un reenvío el asunto suele comenzar por RV: (abreviatura de reenviar) o Fwd: (del inglés forward), aunque a veces empieza por Rm: (abreviatura de remitir).
  • Fecha: esta casilla indica cuándo fue enviado el mensaje o cuándo ha llegado a la bandeja de entrada del receptor. Puede haber dos casillas que sustituyan a este campo, una para indicar la fecha y hora de expedición del mensaje y otra para expresar el momento de su recepción.

Además pueden aparecer otros daos como:

  • Tamaño: indica el espacio que ocupa el mensaje y, en su caso, el o los ficheros adjuntos.
  • Destinatarios (Para: o To: -en inglés-): muestra a quiénes se envió el mensaje.
  • Datos adjuntos: si aparece un ícono (habitualmente un clip) significa que el mensaje viene con uno o varios archivos anexos.
  • Prioridad: expresa la importancia o urgencia del mensaje, según lo estime el remitente (alta -se suele indicar con un signo de exclamación-, normal -no suele llevar marca alguna- o baja -suele indicarse con una flecha apuntando para abajo).
  • Marca (de seguimiento): si está activada (p.e. mostrando una bandera) indica que hay que tener en cuenta este mensaje (previamente lo ha marcado la persona que lo ha recibido).

Los mensajes recibidos que aún no han sido leídos suelen mostrar su resumen en negrita. Después de su lectura figuran con letra normal. A veces, si se seleccionan estos mensajes sin abrirlos, se puede ver abajo una previsualización de su contenido.

Si el destinatario desea leer el mensaje tiene que abrirlo, normalmente haciendo doble clic sobre el contenido de su asunto. Entonces el receptor puede ver un encabezado arriba seguido por el cuerpo del mensaje. En la cabecera del mensaje aparecen varias o todas las casillas arriba mencionadas (salvo las primeras palabras del cuerpo del mensaje).

Los archivos adjuntos, si existen, pueden aparecer en el encabezado o debajo del cuerpo del mensaje.

Una vez que el destinatario ha recibido (y, normalmente, leído) el mensaje puede hacer varias cosas con él:

  • Responder: escribir un mensaje a la persona que ha mandado el correo. Existe la variante Responder a todos, que pone como destinatarios tanto al que lo envía como a quienes estaban en el campo CC.
  • Reenviar (o remitir): pasar este correo a una tercera persona, que verá quién lo originó y quien era el destinatario original, junto con el cuerpo del mensaje. Opcionalmente se le puede añadir más texto al mensaje o borrar los encabezados e incluso el cuerpo (o parte de él) de anteriores envíos del mensaje.
  • Marcar como spam: separar el correo y ocultarlo para que no moleste, de paso instruyendo al programa para que intente detectar mejor mensajes parecidos a ese. Se usa para evitar la publicidad no solicitada (spam).
  • Archivar: guardar el mensaje en la computadora, pero sin borrarlo, de forma que se pueda consultar más adelante.
  • Borrar: Se envía el mensaje a una carpeta: Elementos eliminados, que puede ser vaciada posteriormente.
  • Mover a carpeta o Añadir etiquetas: algunos sistemas permiten catalogar los mensajes en distintos apartados, según su tema. Otros permiten añadir marcas definidas por el usuario (ej.: trabajo, casa, etc.).

Efectos no deseados del correo electrónico

Uno de los efectos más molestos del uso de correo electrónico suele ser el spam, que se refiere a la recepción de correos no solicitados, normalmente de publicidad engañosa y en grandes cantidades, promoviendo artículos que probablemente no sean del interés del usuario: Rolex, Viagra, pornografía y otros productos y servicios de calidad sospechosa.

Usualmente estos mensajes indican como remitente del correo una dirección falsa. Por esta razón, es más difícil localizar a los verdaderos remitentes y no sirve de nada contestar a los mensajes de correo no deseado: las respuestas serán recibidas por usuarios que nada tienen que ver con ellos. Por ahora, el servicio de correo electrónico no puede identificar los mensajes de forma que se pueda discriminar la verdadera dirección de correo electrónico del remitente, de una falsa. Esta situación, que puede resultar chocante en un primer momento, es semejante por ejemplo a la que ocurre con el correo postal ordinario: nada impide poner en una carta o postal una dirección de remitente aleatoria: el correo llegará en cualquier caso.

Además del spam, existen otros problemas que afectan a la seguridad y veracidad de este medio de comunicación:

  • los virus informáticos, que se propagan mediante ficheros adjuntos infectando el ordenador de quien los abre. Cuando el mensaje recibido lleve uno o varios ficheros adjuntos es preciso tener cuidado, especialmente si el mensaje lo envía alguien que no conocemos. Hay peligro de que los archivos contengan virus. Solo es conveniente abrirlos si estamos seguros de su procedencia e inocuidad;
  • los engaños, que difunden noticias falsas masivamente;
  • las cadenas de correo electrónico, que consisten en reenviar un mensaje a mucha gente; aunque parece inofensivo, la publicación de listas de direcciones de correo contribuye a la propagación a gran escala del correo no deseado y de mensajes con virus, suplantadores de identidad y engaños.

Para profundizar sobre los efectos no deseados del correo electrónico, pueden leer el articulo Amenazas en la Web del CD 27 de la Coleccion educ.ar, y ver el video Consejos para evitar el Spam video tutorial en Youtube.

También pueden obtener una cuenta de correo electrónico en educ.ar y probar algunas de las aplicaciones que vieron.